Trucos Capitaria Consejos de trading ¿Qué es el trading?

¿Qué es el trading?


Trading: ¿qué es?

En el último tiempo, la palabra trading es de esas palabras que ha obtenido fama dentro del  mundo de las finanzas ganando muchos adeptos los últimos años, pero son muchos los que no entienden bien de que se trata. En este artículo pretendemos explicar en palabras simples que es el trading.

El trading consiste en la compra y venta de un activo en un mercado financiero electrónico que se tranza a través de una plataforma. Los activos tranzados son aquellos activos que cotizan en el mercado generalmente con mucha liquidez (divisas, acciones, commodities, entre otros). El objetivo es obtener un beneficio económico tras la compra y venta del activo

Es un tipo de operación de carácter especulativo, que normalmente se realiza en espacios de tiempos bastante más corto que las inversiones tradicionales, desde pocos minutos a algunos días. Sus operaciones se basan en comprar un activo para venderlo a un precio superior (irse largo) o bien vender un activo, para comprarlo de nuevo por un coste más bajo (irse corto).

Una de las razones por las que se ha popularizado este tipo de inversión, es por la entrada de las nuevas tecnologías que permiten operar en plataformas online dando paso a los brokers como Capitaria. De esta forma, ser parte del mercado dejo de ser solo para un puñado de expertos, sino que se democratizo las inversiones. Con esta modalidad la imagen típica del inversionista que habla por teléfono con su operador y da instrucciones desaparece y cualquier persona puede realizar operaciones que se ejecutan en milisegundos desde una aplicación en el teléfono o desde cualquier computador con internet.

¿Qué se necesita para operar?

Para ser trader, es importante tener en cuenta una serie de cosas que se mencionan a continuación:

  • Tener un computador conectado a internet.
  • Contar con un ‘broker’ como Capitaria que suministre la plataforma de ‘trading’.

    Dicha plataforma debe ofrecer como mínimo:

  1.  Gráficos en tiempo real del comportamiento del producto con el que se va a operar.
  2. Debe ser una plataforma multimercado, es decir, que pueda acceder a distintos productos y mercados desde un mismo broker.
  3. Posibilidad de gestionar el riesgo de las posiciones a través de distintos mitigadores entregados por la plataforma
  4. Lo más importante, asegurarse de que el broker sea una entidad seria, donde se garanticen las condiciones de mercados reales.
  • Poseer una cantidad de dinero destinada para inversiones de mayor riesgo.
Etiquetas:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *